preguntamos a los que las venden

y ¿por qué les preguntamos?

sencillamente, quienes comercializan pilas y baterías no pueden ni deben desconocer la forma en que las mismas son producidas y la peligrosidad de algunos de sus componentes

de alguna manera dichas personas y empresas pueden –y deben– ser vistos como responsables de los Residuos Peligrosos Universales que producirá el consumo de los productos que comercializan

su situación es análoga a la de un armero o un farmacéutico y por lo tanto creemos que su actividad debe cumplir con regulaciones estrictas

mínimamente, deberían

1) inscribirse en un registro único que en un principio, podría ser municipal, pero que debería tender a integrarse prontamente en un sistema provincial para, finalmente, integrarse en un único Registro Nacional

2) contar con proyecciones y estadísticas de ventas que permitan dimensionar y especialmente planificar la evolución de la actividad

3) formar parte de un circuito de recuperación autogestionado “quiere pila nueva? traiga pila vieja”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: